Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 enero 2007

   Primera obviedad de la mañana: El mundo es una guerra.
   Segunda obviedad: La guerra es un asco.
   Tercera obviedad: En la guerra siempre pagan los mismos.
   Y ahora, empecemos:
   Banderas de nuestros padres es el acercamiento de Eastwood y Haggis a una de las batallas más sangrientas entre Japón y USA: Iwo Jima. A la espera de que Clint nos enseñe la visión nipona del asunto, tenemos aquí la visión yanqui, centrada en la famosa foto que cambió la guerra. Una foto que multiplicó las ayudas, una foto que hizo creer a medio mundo que la cosa estaba hecha. Una foto que fue un pequeño montaje que llevó a los que allí salían a una gira de dimensiones Beatlenianas, recorriendo un país a lomos de pelotas, mentiras y apretones de manos.
Lo que hace Clint Eastwood es introducirnos en los recuerdos angustiados de estos soldados, de estos chavales que de la noche al día ven como les cambia la vida, como el romanticismo de la guerra se transforma en la realidad más cruel, en uno de esos sitios donde morir es la rutina, donde ver trozos de brazos, cabezas sin cuerpo y charcos con tripas forma parte del paisaje habitual. Uno ve estas imágenes, inspiradas en su textura, color y fondo en Salvar al soldado Ryan, y no puede evitar en nuestros abuelos, que se mataron también en una guerra así, de las que ya no existen. Ahora los coches bombas reducen gastos y multiplican daños.
   Así, tenemos una película de escenas de guerra hiperrealistas acompañadas del discurso, tan útil hoy y siempre, de que la guerra es un saco de mentiras que daría risa si no fuera porque hay millones de muertos por el medio. De que la heroicidad va por barrios. Y de que hay miles de historias que no conocemos porque nos sentiríamos culpables al ver las lágrimas. Y eso CLint lo hace muy bien. Sigue en forma. Fiel al clasicismo, donde casi nunca falla.
  Eso sí, el conjunto llega a notable, pero no a las cotas de su anterior película, debido quizás a una reiteración excesiva en la atormentada mente de uno de los personajes y de una voz que, para ser útil, debería aprender de como lo hacía Wilder.
    
 
    P.D: Ved Nueve Vidas, aunque sea en dvd. Nueve historias como nueve cuentos unidos por un mismo motivo, el dolor, el silencio y la hipocresía. Cada historia, un plano secuencia. Cada diálogo, una joya. Cada actuación, una joyita para los ojos. Bravo por el hijo de Gabo. Una de las mejores películas del año pasado.
   
Anuncios

Read Full Post »

La Maria Antonieta de Coppola (Sofia), nos muestra a una chica (con mentalidad de siglo XXI) metida en una carcel de oro de siglo XVIII, donde es condenada a tener hijos con quien no quiere y donde se refugia en borracheras de dulce, alcohol y juego. Todo con ese toque con el que sorprendió, merecidamente, en Las Vírgenes Suicidas, pero que aquí llega a veces a parecerse demasiado a un anuncio de colonia. Pero la esencia es la misma: Un personaje principal metido en un mundo que no le pertenece, ya sea Versalles, Tokio y La Adolescencia.
A pesar de sus defectos( a parte del ya mencionado,podría decir y digo que el retrato de Maria Antonieta se vuelve en ocasiones hueco o manido), es obvio que estamos ante una buena película, alejada, eso sí, de sus dos anteriores. No sólo es un placer visual, sino un retrato de una evidencia: los monarcas de antes y de ahora viven con los ojos cerrados a un mundo al que, si se le cabrea dándole la espalda, responde como respondieron en Francia. Esa escena en la mesa, bebiendo vino, comiendo lujo y escuchando el grito incesable de Francia es lo mejor de la película.

Read Full Post »

Queridos Reyes Magos:
  No sé si sois reyes o magos, pero sí queridos. Habeis respetado la carta que os mandé sin sello pero con ilusión y me habeis traido lo que yo quería, más alguna sorpresa agradable. Por eso, estoy contentísimo con haber recibido:
 " Crónica del pájaro que da cuerda al mundo ", de Murakami.
 "Sputnik, mi amor", de Murakami.
 " Vida, Pasión y Muerte de Federico García Lorca", de Ian Gibson.
 "Conversaciones con Billy Wilder" de Cameron Crowe.
 "Sexo, mentiras y Hollywood", de Peter Biskind.
 
Y dos películas, de mi top 15, que tenía, pero no en este formato:
"El crepúsculo de los dioses", de Billy Wilder.
 "El apartamento", de Billy Wilder.
 
Seguid así y yo seguiré creyendo en vosotros, trio de la Ilusión.

Read Full Post »

 ETA ( ESE GRUPO DE CHAVALES ASESINOS) HA MATADO, DESDE 1968, A 819 PERSONAS.
 ETA HA TENIDO, CONOCIDOS, CUATRO PERÍODOS DE DIÁLOGO CON EL GOBIERNO ESPAÑOL.
 
 
 ETA NO CAMBIA. NO ES IDEOLOGÍA, ES UNA PROFESIÓN. HASTA QUE ESO NO QUEDE CLARO, SEGUIREMOS ESCUCHANDO OBVIEDADES Y PALABRAS HUECAS DE NUESTROS (PUAJ) POLÍTICOS.

Read Full Post »

Acabo de ver un partidillo entre veteranos del Lucentum contra veteranos del Hércules. Entre los primeros, mi hermano, demostrando sus dotes de portero en el partido de futbito y su talento como alero en el partido de basket.
Luego ha llegado la hora de los de ahora.
Varias consideraciones:
1- ¡Qué diferencia entre los jugadores del Lucentum y del Hércules!. Los primeros estaban como merecía la ocasión, relajados, acercándose a la gente, a los veteranos como mi hermano, haciendo bromas sin parar (y eso que tenían entrenamiento minutos más tarde). De ahí mi conversación con el gran Angulo, con Berni, con Sonko. De ahí que pudiera estar a un metro de los 2,21 de Sundov, cerca de Larry sin problemas. Estamos hablando de gente que lo ha ganado todo en Europa. Y se comportan como lo que son: gente normal.
   Al otro lado, los jugadores del Hércules, bordes hasta la extenuación, aceptando firmar autógrafos a regañadientes, tomándose los partidillos en serio, mirando con superioridad al mundo. La misma actitud asquerosa que los jugadores del Barça y del Madrid.
   Esa es la diferencia entre jugadores de la mejor liga de baloncesto de Europa y jugadores de la segunda división de España.  Quiero que el Hércules suba, como quiero que el Madrid gane todo. Pero eso actitud da pena. Que aprendan un poco.

Read Full Post »

  Como en un efecto mariposa, un accidente infantil trastoca la vida de varias familias, se convierte en un problema diplomático y causa un dolor que atraviesa las fronteras. El poder de un rifle.
  Si Amores perros era buena y 21 Gramos notable, esta última ( y definitiva ) colaboración entre Iñarritu y Arriaga puede calificarse de sobresaliente. Se ha llamado a estas tres películas la trilogía del dolor. Y lo es. En ocasiones algo excesivo, es cierto.  Pero yo creo que es algo más. Sobre todo esta última. Babel no es sólo una disección a carne viva del sufrimiento humano más allá de razas. La película es un paseo sobre el fuego hipócrita de la inmigración (real o imaginaria, de cualquier lado a cualquier otro), un estudio sobre la incomunicación, verbal y corporal, una fotografía de las injusticias que nos rodean. Pero sin embargo, o así lo veo yo, en el fondo es una película sobre la compasión. La compasión es la que salva a los americanos de la bala infantil convertida en todo un acto terrorista. Compasión es lo que pide la cuidadora mejicana. Compasión es lo que piden, y unen, a un padre y una hija  ( los dos desnudos de distinta manera) ante el abismo de una selva de cemento y neón.
  Cuando uno sale del cine, sale indignado porque sabe que lo que ha visto es verdad. Pero existe algo de esperanza. Mínima, casi imperceptible. Es una especie de redención cristiana. Sin Biblia, con abrazos.
  Tres momentos resumen el espíritu de esta maravilla:
  1- El estadounidense hablando con el marroquí sobre hijos y paternidad( "Debería tener más hijos") mientras cerca de allí un niño muere a los brazos de su padre por un tremendo error.
  2- La cuidadora mejicana, sóla en un desierto, deshidratada y desesperada, busca ayuda y la encuentra en quien la esposa.
  3- Una chica sordomuda, con ganas de decir con el cuerpo lo que las palabras le niegan, se siente feliz unos segundos en una discoteca de Tokio. Feliz porque allí, bajo el ruido de la música, todos son sordos, mudos, iguales.
 
  Es una película de imágenes, no de argumentos. Lo más importante ocurre cuando no se habla: Los dos niños mirándose tras ver lo que acaban de hacer. La pareja norteamericana abrazándose entre lágrimas minutos después de que las manos de ella huyeran de las de él por problemas del pasado. Los ojos de la chica japonesa cada vez que ve que sus sueños son pesadillas. Los niños contemplando desde un coche y como si estuvieran en un safari, un nuevo mundo llamado Méjico, tan cerca de sus casas y tan lejos de sus costumbres.
  Y por último, una curiosidad…La chica japonesa deja en una nota a un policia algo que sólo el lee y que a nosotros se nos oculta. Inevitable acordarse de otra escena, que también ocurre en Tokio y en la que también se nos oculta un mensaje, que queda para dos, el que lo dice y el que lo escucha. Hablo de Lost in translation, título que también podría titular esta opinión mía.
  Ah! Un consejo. Ved Babel en versión original subtitulada. Todas deberían estarlo ( ya sabeis mi opinión), pero esta con más motivo. Verla doblada es como comer una fabada sin olerla. ¿Dónde se puede encontrar en V.O? En el Ana de Alicante.
  Y otra cosa…que nadie compare esta joya con Crash (mi opinión de esta cosa, en este mismo blog, hace meses). No se puede confundir la pretenciosidad (que es el recurso utilizado ante la falta de talento. Y eso que Paul Higgis es un guionista cojonudo. Para muestra, Million Dollar Baby y, me temo, Las Banderas de Nuestros padres, que estrenan mañana)… Decía que no hay que confundir pretenciosidad con talento.
  Adiós. E id al cine, que en Enero trae cosas prometedoras…Avisados quedais.
  Y al cultural de la Cam…

Read Full Post »