Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17/03/11

 

Conversación

Cada vez que te hablo, otras palabras
escapan de mi boca, otras palabras.
No son mías. Proceden de otro sitio.
Me muerden en la lengua. Me hacen daño.
Tienen, como las lanzas de los héroes,
doble filo, y los labios se me rompen
a su contacto, y cada vez que surgen
de dentro -0 de muy lejos, o de nunca-,
me fluye de la boca un hilo tibio
de sangre que resbala por mi cuerpo.
Cada vez que te hablo, otras palabras
hablan por mí, como si ya no hubiese
nada mío en el mundo, nada mío
en el agotamiento interminable
de amarte y de sentirme desamado.

Luis Alberto de Cuenca

 ————–

Movimiento

Tú aquí lloras, y allí bailan.
Y allí lloran en tu lágrima.
Allí fiesta, allí alegría.
Sin saber nada de nada.
Casi luz en los espejos.
Casi llamas de unas velas.
Casi patios y escaleras.
Casi puños, casi gestos.
El hidrógeno informal y el oxígeno a la par.
Los granujas cloro y sodio.
Ese golfo del nitrógeno en cortejo.
Que se alza, se evapora.
Gira y gira bajo el cielo.
Tú aquí lloras, a eso juegas.
Eine kleine Nachtmusik.
¿Tú quién eres, bella máscara?

Wislawa Szymborska

——————

Y  tres microrrelatos más, sobre La Jaula, que pasan a la final:

El gol del lateral blanco desenjauló el miedo del aficionado

————–

“Esto no es una jaula, es un reloj”, me dijo el psiquiatra, que no sabía nada de la vida ni de sus nudos.

———–

Ludwig reía cuando decían que la música es libertad. Él se sabía encerrado entre los siete acordes que sólo oía en su recuerdo.


 

Y éste que lo estará si la explicación que me ha pedido el juez tras leerlo y que le he dado, le convence.

Se catalogaban como pequeños para hacerse grandes, sin saber que para ser grandes de verdad no hay que enjaularse y ser pequeños.


Lo que pude haber sido entró sin avisar para descojonarse. Y despertó a todo el barrio menos a mí.

C.D.G.

UNA CANCIÓN COLOR, TAMBIÉN, ABISMO

Read Full Post »