Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/05/11

 Otro libro por ser elegido ganador en el concurso Cuenta 140 de www.elcultural.es. Se agradece. Esta vez, el libro de Marías, por decir, con el tema propuesto (el destornillador), lo siguiente:

Desde que mi padre me dijo que aquel destornillador era de estrella me pasé las noches de aquel verano tratando de aflojar a las del cielo.

Bueno, a lo que iba: Orlando.

Dicen que Orlando es Vita, amiguita y algo más de Virginia. Pues sí.

Dicen que Orlando, el libro, está lleno de poesía, de imágenes más sugerentes que un yogur griego. Y es cierto. Uno huele, mira y toca vida en las aventuras de esta Vita-Orlando.

Si uno entra en el juego, disfruta y sonríe. Y se traga que el protagonista pase de hombre a mujer al despertar. Y que la vida dure siglos. De Shakespeare a Tennyson, de Isabel al tren, de Estambul a Londres. Y tira porque no le toca. Porque las reglas son para romperlas ( eso sí, luego trágate el castigo de quedarte sin postre, niñita).

Evidente es la crítica a cómo se hacían las biografías en los años veinte del siglo veinte. Evidente es la crítica al papel estereotipado que de la mujer tenía (¿tenía?) gran parte del mundo. Y lo hace (basta leer sus ensayos) con tal poderío y fuerza que uno no puede más que descojonarse/desconojarsa con/can los/las panfletos/panfletas feministas de/da hoy ( a saber).

Una carta de amor fantástico es este Orlando. No llega a las profundidades oceánicas de Al Faro, pero es literatura con todas las letras. Se trata de Virgina. Sabía lo que hacía, por eso buscaba una habitación propia entre tanto Bloomsbury circular como un circo. Sabía lo que hacía, hasta cuando se llenó el bolsillo de piedras, río y hartazgo.

Read Full Post »