Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 marzo 2012

Siempre despierto escuchando a Buddy Holly y a mi propia carcajada. Siempre me engaño tan bien que algún día alguien (tú misma, yo mismo) verá mis costuras y el mundo se abrirá en canal conmigo.

No me culpéis entonces del terremoto ni digáis que era un chico excepcional. 

Y no dejéis de escuchar a Buddy Holly y a vuestra propia carcajada (es tan de plástico como la mía).

—-

C.D.G

Fotografía de Lee Friedlander

Anuncios

Read Full Post »

No fue su balbuceante respuesta lo que le condenó; ni su casi grotesco parpadeo inconsolable. No fue su frente sudada, no fueron sus continuas miradas al horizonte montañoso.

Fue su apellido.

Podría haber sido el hombre más frío del mundo, podría no haber hecho nada malo en su vida y, aun así, le atarían las manos a la espalda, lo llevarían entre risas a la mitad del trigal y, cuando el sol comenzara a salir tras la montaña, le darían, uno a uno, con toda la crueldad que pueda perpetrar vuestra imaginación, patadas, patadas, patadas: patadas en su barriga, en sus piernas, en sus huevos, en su espalda, en su cuello, en su cara. No querrían ustedes oírlo, créanme. No cesarían los golpes cuando suplicara perdón. No cesarían cuando se quedara ciego, cuando su rostro se volviera un paisaje de enigmas, sangre, trigo, grietas y babas. No cesarían cuando muriera.

Sólo cesarían…sólo cesaron, cuando el sol ya era totalmente visible, reinando sobre la montaña, sobre el pueblo, sobre el trigal y sobre esta historia. Cuando todos y cada uno de sus rayos templaron esa sangre reciente y lamieron de luz y sombra un cadáver que terminaba, yaciendo cuarenta años después en el lugar exacto donde su abuelo apaleó a nuestro Ernesto, con una venganza tan pensada como tardía.

Una venganza que no quisieron que mis ojitos de niño olvidaran.

C.D.G

(Cuadro de Van Gogh)

Read Full Post »

Levantó la vista y allí estaba ella, entera, radiante, completamente perdida:

Su vida.

Read Full Post »

Muchos eligieron los portales, las afueras o el suicidio; pero ellos durmieron en la escalera mecánica para que al despertar les hubiera llevado a un cielo donde ya no nacieran aviones con bombas.

C.D.G

Read Full Post »

El loco del barrio nos acaba de decir que esos rubitos nos meterán en un tren y nos ducharán con odio.

Las locuras del loco del barrio nos alegran las tardes que nos aburre el rabino.

C.D.G

(Sortijas de las Microjustas Literarias, añadiendo al original una palabrita de tres letras)

Read Full Post »

20051110122851-criswell.jpg

Aquella tarde, papá, regresó a la tumba entristecido, una vez más. No me gustaba verlo así, pero poco podía hacer yo, salvo animarlo desde la distancia, sonreírle si me miraba y ponerme orgulloso cuando se metía en el ataúd a esperar, otra vez, el grito de ¡ acción ! que no le daría su Oscar soñado pero sí nuestra cena de cada día.        

C.D.G

(El que faltaba de Relatos en Cadena, de la Cadena Ser. También sin suerte, por supuesto )

P.D: Tengo algunos problemas desde hace algunos días a la hora de comentar algunos de vuestros relatos. Pero os leo, por supuesto. Aunque no me leáis, allí estoy, mudo, hasta que pueda solucionarlo.

 

   

Read Full Post »

Aquella tarde, papá, regresó a la tumba entristecido. En su mano derecha llevaba sin ganas un precioso ramo de flores. Sobre su piel quebrada, un traje que le quedaba perfecto. Y en las cuencas de sus ojos, una pena inconsolable al volver a imaginarse a ella queriendo a otro, a ella siendo feliz.

“Duele resucitar si al hacerlo te mueres de nuevo”, pensó.  

—-

C.D.G

(  Primero de dos microrrelatos enviados sin suerte a Relatos en Cadena. Cadena Ser. Mañana, o pasado, el otro )

Fotografía de C.D.G (Liverpool, Noviembre 2011)

Read Full Post »

Older Posts »