Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 junio 2012

Mirar atrás es reconocer mi fracaso. Mirar adelante es enfrentarme a mi miedo. El cielo, siempre me quedará el cielo… como a Pessoa, supongo. ¿Me mira el cielo a mí? ¿Clava sus ojos en los míos? ¿Es su brisa una caricia de madre para que me tranquilice? ¿Es la nube que avanza por el Este una señal para que sepa por fin lo que todos esperan de mí? ¿Es el sol que se esconde dignamente una nana para que sueñe con un mundo lleno de mentiras perfectas?

¿Es ese avión una Oración que destrozará otro rascacielos? 

Todos los niños quieren volar. Yo he tenido que llegar a los cuarenta para volverme un niño y ansiar eso, volar. No como mis superhéroes  favoritos (Superman, Mohamed Atta), sino como esas bolsas que un día tuvieron lechuga, mermelada y galletas y que ahora tienen aire y alas en las asas. Esas  bolsas que deambulan; esas que, si nos fijamos, tienen barba de tres días y aliento a soledad con hielo. Así quiero volar: sin rumbo, imprevisible como un niño de domingo, como un penalti de Ramos. Si me estrello contra un toldo, no me quejaré. Si me agujerea una rama afilada, no lloraré. No tiene lágrimas quien sabe volar.

Siempre nos quedará el cielo, pero cierro los ojos. ¿Por qué? No sé, pero escuchen bien: aquí, dentro de ellos, ni fracaso, ni miedo, ni señales de ahí arriba. Aquí dentro no soy, ni seré, una bolsa.

Aquí dentro soy un cruce de caminos.

Pero mejor no pregunten.

C.D.G.

Fotografía: fotograma de El Eclipse, de Antonioni.

Read Full Post »

El espejo se convirtió en una pistola para mí. Mi tristeza cargaba sus balas y mis primeras lágrimas afinaban su puntería. El resto era pan comido. 

Quise convertir al espejo en un charco de cristales. Lo conseguí. Pero ahora la realidad es otra pistola; las heridas de mi puño cargan otras balas; la soledad de no tener nada que me mire afina la puntería…y que yo lo cuente aquí, en mitad de la quinta copa, me dispara en el centro de la esperanza.

Tranquilos, muchachos: ella no sangra.

Y yo me largo de este cuento, que noto que le está saliendo culata entre las dos primeras líneas  y olor a pólvora tras los puntos suspensivos…

—-

C.D.G

Read Full Post »

Otredad

La Navidad le daba sueño, pero allí estaba, en su ático, con aquel Chianti y la desbordante ciudad de neón a sus pies. Al despertar, el ático era un bordillo y el Chianti, un Don Simón. Y a sus pies, solo su gorra vacía.

La Navidad le daba hambre.

—–

C.D.G

He puesto el video con la letra. Pero quien quiera disfrutar con el video original (merece la pena), que haga click aquí abajo o calle para siempre:

http://www.youtube.com/watch?v=WXOlmjp9nRw

Read Full Post »

Agonía patrocinada

La sangre coronaba su frente y teñía sus mejillas. Los insultos ardían en su sudor y en su carne abierta. Y aun así, le dio tiempo a lograr un penúltimo milagro: ponerse unas Ray-Ban para soportar mejor las embestidas del sol mientras moría crucificado.

—-

C.D.G

La palabra era: gafas.

Fotografía del monte Sinaí.

 

Read Full Post »

Delicias

Dos amantes dentro de un mejillón, una flauta metida en un culo, un cerdo vestido de monja… Marquitos cerró el libro de El Bosco, subió la persiana y, al mirar el jardín de su vecina, se le llenaron los ojos de ese brillo que solo dan las buenas ideas.

C.D.G

La palabra era: jardín.

Por si aquí no puede escucharse…

http://www.youtube.com/watch?v=S4QiCD_MZQk

Fotografía: interior de la casa de infancia (aunque no haya persianas) de cierto musico que nunca olvidaré, de cierta ciudad que siempre recordaré.

Read Full Post »

playmobil en altar San playmobil

Atardecer Dorado

De rodillas y de fucsia, esperábamos al Líder. Entró y le escuchamos. ¡Él era la Bondad! ¡Él edificaría con nuestros donativos la Iglesia definitiva! ¡Él volvería a tomar a nuestros hijos! -¡Sí, líder! -gritamos; pero yo acariciaba el verdadero Bien: un cuchillo escondido que acabaría con aquella farsa.

—-

C.D.G

La segunda palabra era: bien.

(Sé que el muñequito de PlayMobil puede alterar el duro significado original del microrrelato, pero no he podido resistirme. La carne es débil. Y el recuerdo de la infancia, más)

Read Full Post »

PATATAS-LLAVE

Por fin solos. Primero disfrutaron de una película romántica; luego compartieron un cucurucho de patatas frente a los yates de los ricos y el mar de todo el mundo. La primera les abrió el estómago; la última cerró la cita. Y a la vez, dijeron:

– No me gustas.

C.D.G

Tuve la suerte de ser uno de los dos finalistas de la Sortija de OcioZero. Tuve la suerte de ganar. Un microrrelato por día, de martes a sábado. ¿El tema?La última palabra del  último microrrelato de mi contrincante ( Raelana ). Salvo el primer día: patata.

Aquí iré poniendo los cinco. No por falta de modestia, sino por falta de ideas nuevas.

 

Read Full Post »

Older Posts »