Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2013

 

shady wall

 

Aprovecho el semáforo en rojo para mirar por los retrovisores. El de la izquierda, el de dentro, el de la derecha. Ya no me sigue. Ya puedo encender la radio, respirar, esperar a que se ponga en verde y acelerar.

Ya puedo aprender a llorar y echarla de menos.

—-

C.D.G

Fotografía extraída de aquí.

 

 

Read Full Post »

Raúl, de INTERPRETA-SONES, me pidió algo difícil: una letra en inglés para que él compusiera la música y la cantara. En un tiempo récord (están los de Guinness investigando) lo ha hecho. En su página podréis disfrutar de sus múltiples talentos, sus recomendaciones y de detalles de la canción junto al vídeo de youtube  que aquí también adjunto. Raúl ha elegido unas imágenes de Michael Langan que quedan muy bien con el tema.

Las letras para canciones (y menos sin conocer antes la música) no es lo mío. No hace falta que lo diga, pero las obviedades, a veces, vienen bien recordarlas.

Muchas gracias, Raúl.

http://interpreta-sones.com/

Fotografía: David Hurn

DESPAIR

Despair.

My moral code is playing

tricks on me.

I’ve tried so hard

to be a part of it.

And start to be…

 

 

Repair

Part of this scared and broken

heart of mine.

I’m in the third act

of a dirty life.

And that’s not fine.

 

Regrets,

I have so many, many, many

more than Frank.

Half of the steps I made

were made of mud.

And that’s a crap.

 

So come back to me, girl.

Just give me what I need to live:

A perfect song.

A perfect shot.

A perfect end.

 

A perfect song

A perfect shot.

A perfect end

for this despair.

Nothing is fair

beneath this blare.

You’ll take me high

You’ll break the night

 

Your perfect song

won’t make me cry

or say goodbye

to my despair

Your perfect song

won’t make me cry

or say goodbye

to this old sigh…

Eva (La Zarzamora) me pidió una traducción de la letra que envié a Raúl. Aquí va, teniendo en cuenta que lo que es rima en inglés puede ser descalabro en español:

TRADUCCIÓN

Desesperación.

Mi código moral

se está burlando de mí.

He intentado a lo bestia

ser parte de él

y empezar a ser…

 

Repara

Parte de este corazón 

asustado y roto.

Estoy en el tercer acto

de una vida sucia.

Y eso no está bien.

 

Lamentos

tengo muchos,

muchos más que Frank.

La mitad de los pasos que di

estaban hechos de barro.

Y eso es una mierda.

 

Así que vuelve a mí, cariño.

Dame lo que necesito para vivir:

una canción perfecta,

un disparo perfecto,

un final perfecto.

 

Una canción perfecta,

un disparo perfecto,

un final perfecto

para esta desesperación.

Nada es justo

bajo este estruendo.

Me llevarás bien alto.

Romperás la noche.

 

Tu canción perfecta

no me hará llorar

o decir adiós

a mi desesperación.

Tu canción perfecta

no me hará llorar

o decir adiós

a este viejo suspiro…

 

 

Read Full Post »

Esa mañana de sábado, como en todas las de Julio, el tiempo se derretía y ardía en cada poro sudado de mi piel. La ducha que me acababa de dar no bastaba. Encendí el ordenador, me perdí por el mundo sin moverme de la silla y sonó mi teléfono. Mientras hablaba y escuchaba, me puse un disco que hacía años que no cataba: Troubadour de J.J. Cale. Cuando la conversación terminó, seguía estando en Julio, seguí sudando y seguí escuchando, hasta el final, el disco de Cale. Luego volví a la ducha e imité bajo el agua el rasgueo de Travelin’ Light.

El día siguió. Me entró sed mientras leía a Julian Barnes. Vacié una botella de agua. Me entró hambre mientras veía la clasificación de la Fórmula Uno. Comí todo lo que me encontré.

En el sofá intenté dormir, pero en verano uno está a expensas de los lametazos del calor. Puse el aire y una película poco original pero con un Peter Mullan tremendo. Al acabar y suspirar, regresé a internet y mi paseo por el mundo me llevó hasta la noticia de la muerte de, sí, J.J Cale. Su infarto se lo llevó a otra parte y a mí al reino de la casualidad, donde, sin salir de mi asombro, volví a ponerme el Troubadour hasta darme cuenta, mientras me acunaba el piano de You Got Me On So Bad, de que el sábado del que hablo era hoy mismo, ahora mismo.

Right now, friends.

C.D.G

Read Full Post »

 

 

Paredes blancas, techos altos y un montón de máquinas, instrumentos musicales y señores trajeados.

Allí solo parecían tener corazón cuatro chavales que entraron allí temblando, pensando que estaban en un templo, y salieron sacudiendo al mundo entero, convencidos de que estaban en su casa.

C.D.G

 

Read Full Post »

La partitura de la 'Gran Fuga', escrita a mano por Ludwig van Beethoven, es otro de los documentos descubiertos en años recientes (EFE/Archivo).

 

Ludwig reía cada vez que leía que la música es libertad. Él se sabía encerrado entre los siete acordes que solo escuchaba en su recuerdo.

C.D.G

Read Full Post »

Nadaremos en el asfalto
cuando el progreso derrita
nuestros pasos.

C.D.G

Read Full Post »

Baila flamenco y canta el Nessun Dorma. Mientras los turistas cubren sus patitas con monedas, ella mira a su dueño, saca la lengua con sorna e imagina, bajo el sol Condal, la venganza que vendrá.

C.D.G

Modificación de un microrrelato enviado a Los Dardos de las Microjustas, etc, etc.

Fotografía extraída de aquí

Read Full Post »

Veinte volteretas después, accedió a presentarse, a enseñarme su casi mejor sonrisa y a invitarme a un café gracias al cual, mareado por tanta payasada aérea, llené su camisa blanca con un inolvidable cuadro abstracto.

Me agradeció el regalo con un rotundo aplauso en mi mejilla que ustedes, los no enamorados, llamarán tortazo.

C.D.G

Fotografía: Allan Grant

Read Full Post »

 

THE WAVE PICTURES- IF YOU LEAVE IT ALONE

 

 

Si fuera el tipo de chico con tendencia a llorar,

lloraría por los hilos que corté,

lloraría por los puentes que quemé,

solo por hacer algo de sitio para moverme.

Ahora estoy lleno de las lecciones que he aprendido

y de los días que nacieron para tirarlos.

Ahora cierro todas las cortinas,

apago el teléfono,

descuelgo tus cámaras

y abro el frigorífico.

Y cuelgo de las bisagras

los huevos, los ajos,

el queso y los tomates,

la leche y la cerveza,

los hilos y los puentes de un nuevo y radiante año.

La primera lágrima fue una nota

y la nota hizo una canción.

Y colgué la canción de la bisagra de la puerta,

y seguí igual que antes,

y nada fue diferente,

y nada cambió,

pero una nueva melodía se vuelve, con la edad, más dulce y más simple

si la dejas en paz

si la dejas en paz

si la dejas en paz…

se vuelve más dulce y más simple y más blanda y más lenta

y más joven cuanto más tiempo

la dejes en paz.

Así que te escribí una nota,

y la nota decía:

“Hay tanto  silencio del bueno en las cabezas más vacías

que he inclinado mi boca hacia camas sin almohadas

y he derramado mi cerebro y mis entrañas en mis oídos”,

y por cada querida frase negra hay una falta total de lágrimas.

No, no quiero que vuelvan esas palabras, no añoro aquellos años,

pero si pudiera de nuevo agarrar tus rodillas por debajo de mi barbilla,

si pudiera besar tu nariz, (tú y yo frágiles y flacos),

quizás entonces, cariño, podría tener luz otra vez,

quizás entonces, cariño, podría tener luz otra vez,

si pudiera besar los dedos de tus pies, tus costillas, los dedos de tus manos,

quizás entonces, cariño, podría tener luz.

Y luego yo sería la luz.

Yo sería querido.

Yo sería querido…

pero si la dejas en paz,

si la dejas en paz

si la dejas en paz…

se vuelve más dulce y más simple y más blanda y más lenta

y más joven cuanto más tiempo

la dejes en paz.

La dejes en paz…

—-

Fotografía: Allan Grant

Read Full Post »

 

 

La ciudad huye de mí sin mirarme a la cara. Lo hace cada día; ya ni tengo ganas de pensar mal, pero giro la cabeza (pura superstición sobre raíles) y me detengo en cada persona del vagón: en el hombre que duerme apoyado en el hombro de un desconocido que vive apoyado en su móvil , en la chica que repasa apuntes de Lingüística mientras solo escucha lo que escupen sus auriculares, en el niño que bordea el llanto porque su madre no le deja la PSP, en la pareja que comparte periódico y en el anciano que abandona un rato su libro de Cioran y me mira  pensando lo mismo que yo: que nuestra vida viaja en todos los que alguna vez nos han escuchado desde el asiento de al lado.

C.D.G

 

 

Read Full Post »

Older Posts »