Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 noviembre 2014

 

Querré vernos otra vez

en las huellas que ya serán de otros 

que querrán verse otra vez

en las huellas que, al fin y al cabo,

son,

lamentablemente,

de todos.

—-

C.D.G

Fotografía: John Dominis

Anuncios

Read Full Post »

 

Nos duele el reloj que nos define.

De él gotean ruinas que cimientan

nuestra temerosa mirada.

Cerramos los ojos.

Buscamos a tientas

la piel que nos arañaba.

Y fracasamos.

Abrimos la boca

para entregarnos al verbo.

Pero solo somos

una voz desmantelada.

C.D.G

Fotografía: Francesca Woodman.

 

Read Full Post »

 

 

Pasó las púas por su clítoris y la miró. Ella tembló de placer; él de morbo porque ella no supiera lo que iba a hacer a continuación.

C.D.G

Read Full Post »

Lo invisible frente a mí. Y por primera vez, no lo veo.

—–

C.D.G

Fotografía: Robert Frank

 

Read Full Post »

Un fotógrafo y cineasta de guerra como Prohaska hubo de asumir muy pronto que ese era el nudo gordiano de su profesión. Que juzgar, permitirse un juicio, lo condenaba a la parálisis. El argumento es de Stelenski, empeñado en buscar una salida al dilema que la vida de su amiga plantea: ¿cómo amar a un hombre que no sólo estuvo del lado del Monstruo, sino que, consciente y fielmente, alimentó su imaginario? ¿Se puede defender la obra de alguien que filmó ejecuciones con tiros en la sien, ahorcamientos de niños de ocho años, vivisecciones en embarazadas, inmersiones en tanques de agua helada o amputaciones sin anestesia para investigar los umbrales del dolor, y que hizo todo eso sin emitir una queja? ¿Puede haber piedad, comprensión, afecto para alguien que, como el ojo divino, se conformó con dejar al libre albedrío de los demás las consecuencias de sus actos? ¿Merece la obra de Prohaska el espacio de un museo o sólo es la actividad forense de un voyeur sin escrúpulos, que debería haber colgado del palo más alto de la ciudad de Núremberg?

<<La desnudez del mundo invita a que alguien la capture>>, escribió Prohaska en Al dictado de un dios cruel. <<Pero la insatisfacción permanente del hombre, su ansia implacable de razones, es la que exige que alguien la interprete. Ahí>>, concluye el contemplador del Reich, <<en la funesta manía de explicar, se esconde el origen de nuestro concepto de culpa>>.

No es sencillo satisfacer la duda que nos corroe al leer estas líneas: ¿habla un cínico o un sabio? ¿Un pesimista razonable o un asesino odioso?  ¿Una víctima o un verdugo?

Medusa, Ricardo Menéndez Salmón

Read Full Post »

Hoy siembran mis legañas

las calles de los pasos

que dan la espalda a los míos.

Hoy brotan mis insomnios

en el vaivén del día

que tumba mi frente alta.

Hoy ayeres de alabastro,

hoy acíbar en la lengua,

hoy solo firman los mancos

en la piel de las almohadas.

———–

C.D.G

Grabado: Edmond Quinche

Read Full Post »

 

Se hiela esperando.

Pero sigue esperando.

Las calles se vacían.

Se cierran las tiendas.

Es la hora de la luna.

Pero sigue esperando.

Es la hora de los secretas.

Y los besos se dan con colmillos

en los calabozos de trago largo.

Pero sigue esperando.

Sabe que ella llegará

cuando el tiempo le vuelva loco

como un hombre que espera lo que nadie espera.

—-

C.D.G

Read Full Post »

Older Posts »