Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Literatura’ Category

Read Full Post »

Me gustaría “convertirme”…, ¿pero en qué?

———————-

Nuestras primeras intuiciones son las verdaderas.

———————-

Nadie como yo ha cuidado sus defectos con tanta minuciosidad y empeño.

———————

Por miedo a ser cualquiera, he terminado por no ser nada.

——————–

¿Y desde cuándo una verdad debe ayudarnos a vivir?
En cuanto que profundizamos en cualquiera, nos damos cuenta de que esa verdad no sirve de ayuda para nadie.

——————

No todo está perdido, mientras se esté descontento con uno mismo.

——————–

Desde que puedo recordar, mi gran enfermedad ha sido siempre una excesiva atención al tiempo, objeto de obsesión y de tortura para mí. Lo he sentido permanentemente como una carga, que va en aumento con la edad. Pienso en ello sin descanso, a propósito de todo o de nada. El tiempo me ocupa. Sin embargo, la vida no es posible más que gracias al continuo escamoteo de la idea del tiempo, a la bienaventurada imposibilidad de tenerlo espiritualmente presente. Se vive para y en lo que se hace, no para y en el entorno de nuestros actos. Para mí no hay acontecimientos, sino el pasar, el desagüe de la duración entre ellos, y ese devenir abstracto que constituye el intervalo entre nuestras experiencias. Y después esa neta percepción de la caída de cada instante en el pasado; yo veo formarse el pasado, y su espesarse por el aporte sucesivo de cada instante adentrándose en el ayer. Y ahora esa sensación de lo pretérito la siento plenamente reciente, como de un pasado que viene a instaurarse.

——————

La indiferencia…, el ideal del loco.

—————–

Primer deber de cada uno, al levantarse: ruborizarse de sí mismo.

————-

CIORAN

Ilustración: Mauricio Gómez Morín.

Read Full Post »

El poema que me persigue

image

No copiaré aquí el poema que me persigue. 

No diré que es de García.

No diré que es de Montero.

No diré que han pasado los vientos

y quedamos nosotros,

como un monumento a la resistencia de una guerra

que solo en nosotros existe

como existe ese poema que me persigue,

del que no diré que es de Fernando,

no diré que es de Pessoa.

No diré que ha pasado la diligencia

y quedamos nosotros,

como la paciencia que se engaña en un cielo

que solo en nosotros existe

como existe ese poema que nos persigue.

No diré que es mío.

No diré que es nuestro.

—–

C.D.G

Fotografía: Bert Hardy

Read Full Post »

Vendido

Persigo el reloj sin tictac.

Pero solo obtengo sombras que me dicen

que, un día,

todo esto

será mío.

Pues todo esto,

un día,

lo pondré a la venta.

Desde el portal de enfrente esperaré

a que alguien quite el cartel por mí.

Vendido.

.

.

Persigo el reloj sin tictac.

El tictac me despierta

y yo no quiero estar despierto.

Solo obtengo sombras

y un plano general de una carretera y sus circunstancias.

Ruta 75.

Algún día será nuestra.

Y lo que en ella haya

también.

Claro que sí.

Incluyo el polvo que dejan

las ruedas frenéticas de un Cadillac

con dos pies desnudos, brillantes,

sobre la guantera de la copiloto

que canta una canción de huída.

No querremos ponerla a la venta.

Pero el reloj y su poderoso tic tac

harán con eficacia su trabajo:

vender la Ruta

con nosotros dentro.

Y nadie esperará al otro lado

a que nos quiten el cartel.

No seremos ni un fósil.

Pero el reloj ya no tendrá el tictac

que nos regalaba sombras.

—-

C.D.G

Read Full Post »

Cafés

Desde la barra
quiero ser el humo
de la tertulia del fondo.

—–

Mancho mis dedos
de tinta, de café y bostezo.
Y vuelvo a ser un amanecer.

—–

Luz de humo.
Adolescencia.
Sorbos de una lección sin libros.

———-

Piel de polvo
en las tazas olvidadas
de las tardes que nos inventaron.

————

Sentado en el Starbucks
escribo en un corazón de papel
lo que pegaré en El Comercial.

————–

Crujen los pies bajo la barra.
Cada palabra que se rompe
vuelve a nacer en un sorbo.

————-

Me dejó de propina
un secreto de carmín
en el balcón de mi taza.

—————

Crucigrama con leche.
El día me miente
en cada mordisco de tostada.

————–

Somos fantasmas
de un Cartier Bresson
de carajillo.

————

Un círculo sobre el mantel.
Tras el ventanal te haces lluvia
bajo un cielo sin nubes.

————–

C.D.G

Cuadro: Escena de Café, de Henri Gervex (1877)

Read Full Post »

Sal

– Si me secuestran, dirán que me he perdido; si me pierdo, dirán que me han secuestrado, ¿entiendes? A eso me refiero con lo de que que la reputación de uno es más fuerte que que un matón de callejón. No dan una definiéndome. Pero tú fíate de mí y no de los que llaman mataperros a los que un día pisaron a un chiguagua: soy lo que digo ser; seré lo que tú digas que seré. A ti te encomiendo la innoble tarea de propagar mis palabras y mis actos con tus palabras y tu talento. Sal de aquí sin mirar atrás y píntame un futuro. Yo me acabaré esta copa a tu salud y me largaré de esta ciudad. Me miras, y es razonable, como quien mira a un loco. Sé que no sé tu nombre, sé que hace cinco minutos no sabíamos nada el uno del otro. Por eso mismo te digo lo que te digo. Por eso mismo sé que harás lo que te pido. Me da igual que seas camarero y que tengas que estar trabajando aquí hasta dentro de tres horas. Adelante, muchacho: conviérteme en evangelio. 

————

C.D.G

Fotografía: Kalisher

Read Full Post »

Nunca

Nunca he estado en uno de esos tejados de barrio residencial norteamericano tomando una batido de fresa con una animadora del equipo de béisbol del instituto.

Nunca he tomado mate en las aceras de Boca mientras alabo culos de minas que jamás serán mías.

Nunca he puesto los brazos en jarra en la cima del Everest o de cualquier bache.

Nunca he hecho taichí en el parque Tiantan mientras la nieve dibuja mi pelo.

Nunca he bailado flamenco ni bebido manzanilla en la Feria de Abril.

Nunca he llorado como un bebé mientras la Hoguera de mi barrio arde y pare un verano.

Nunca he regalado rosas en San Valentín.

Nunca he dicho Feliz Día del Padre en el Día del Padre.

Nunca he saltado sin red y con alcohol desde un balcón mallorquín.

Nunca he dicho que lo que hacía Picasso lo podría hacer yo con los ojos cerrados.

Nunca he celebrado un gol diciendo gol.

Nunca me he inventado la vida de los desconocidos que tengo al lado.

Nunca he dicho te quiero bajo la luna llena.

Nunca he dicho que no somos nadie en un funeral.

Nunca he dicho que mi profesor me tiene manía.

Nunca he ido a Pisa a hacerme una foto sosteniendo su torre inclinada.

Nunca he tirado la basura en pijama.

Nunca he hablado de la inmensidad del universo mientras bebo vino malo con gente buena.

Nunca he dicho que la parte más difícil de la teórica del examen de conducir es la mecánica.

Nunca he comido palomitas en el cine.

Nunca he pedido un deseo tras la última uva de Nochevieja.

Nunca he cruzado Abbey Road como un beatle cualquiera.

Nunca he dicho que la mejor parte del helado de cucurucho es la punta.

Nunca he dicho que Sara Montiel no era nada tonta.

Nunca he dicho que voy borracho sin estarlo.

Nunca he dicho que Goebbels era un genio de la propaganda.

Nunca me he vestido de mujer en carnaval.

Nunca he comido un trozo de sandía en la playa.

Nunca he dicho que conozco un atajo.

Nunca he dicho que me gustaría tener diez años, pero con lo que sé ahora.

Nunca he dicho que nosotros, de niños, sí que sabíamos pasarlo bien.

Nunca he dicho que el que vale, vale, y el que no, a letras.

Nunca he dicho que el día antes de un examen es mejor no estudiar.

Nunca he dicho que todo lo que aquí escribo, siempre, es ficción.

——————–

C.D.G

Read Full Post »

Older Posts »